miércoles, 12 de octubre de 2016

El armiño

Filo: Chordata
Clase: Mammalia
Orden: Carnivora
Familia: Mustelidae
Género: Mustela
Especie: Mustela erminea


El armiño uno de los pequeños mustélidos de la península Ibérica. Este animal ocupa las zonas de montaña, prados con pequeños muros de piedra, orillas de arroyos, son lugares donde puede encontrar los refugios apropiados. Este animal alterna periodos de actividad con otros de descanso durante todo el día y la noche. Se concentra en los lugares en los que son abundantes los micromamiferos, los cuales son el componente principal de su dieta. La ingesta de alimento puede llegar a ser un cuarto de su peso.


Mata a sus presas con un certero mordisco en la nuca, cuanto la presa es más grande que él, la tumba sobre su costado para que no lo arañe.
Presenta un dimorfismo sexual pronunciado en tamaño, los machos son más grandes que las hembras. Ambos sexos son muy territoriales fuera del periodo reproductor, en cambio durante el periodo reproductor los machos no son territoriales, y sus áreas de campeo solapan y comprende territorios de varias hembras. Las hembras siguen siendo territoriales durante este periodo.
Las mudas se producen en primavera y en otoño, la muda otoñal de un pelaje blanco, y la de Marzo/Abril un pelaje pardo, manteniendo siempre el extremo de la cola negro. Estas mudas son desencadenados por el fotoperiodo, pero el blanqueo hibernal viene determinado por la temperatura y la herencia.

Os dejo con más fotografías de este precioso animal, espero que os gusten.












Laura Aduriz Sarabia

4 comentarios:

  1. Buen reportaje que le has hecho a esta maravilla de bicho, me ha encantado. Un abrazo desde Cantabria.

    ResponderEliminar
  2. Que maravilla de mustélido, bueno, como el resto. Son todos unas especies increíbles.
    Por cierto, es único mustélido que me queda por ver.
    Un reportaje precioso por la secuencia activa del nervioso mamífero.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que poder verlo y fotografiarlo es algo extraordinario.

      Un saludo

      Eliminar